Fuente: Defindesemana

Madrid guarda rincones llenos de historias y de recuerdos de los gatos más castizos. Huellas que han sobrevivido al paso del tiempo y permanecen en el corazón de los más viejos de la capital. Uno de esos locales es el “Café de los Austrias” llamado así por el maravilloso lugar en el que está situado. Ricardo es su propietario y con una copa de vino y una amplia sonrisa recibe a la redacción de De Fin de Semana en su terraza.

Leer más

Anuncios